reflexionando.

Hoy fue uno de esos días donde nuevamente caigo en cuenta de la complejidad del mundo y las personas. Mejor dicho,en la complejidad de nosotros, que hace del mundo (nuestro entorno) un lugar complicado e inexplicable.

…y siempre pienso que algunas cosas deben cambiar, empezando por mí. Que sin el cambio no hay evolución; pues de eso se trata: de movimiento, no de estática.